ga('require', 'GTM-KVFGWB6');

martes, 12 de marzo de 2019

Sin Decir

Sin decir alguna palabra
entendimos que no hubo
comienzo,
pero un final para pintar
el futuro en nuestras vidas

Como una mañana 
y una melodía
que nace del silencio,
y del ruido,
y la nada

Como de repente alguna
noche llena de estrellas,
de sueños nuevos,
sin repetirlos, 
ni extrañarlos 

Sin decir esquivamos 
el pasado del tiempo
que hubo entre los dos,
y no quise traerlo mas 
a nuestras vidas

Corrió tan rápido
el reloj o tan lento,
si nos sirvió en algo 
fue para entender que no 
se consigue ver lo que ya se vivió 

Como el verano
de cielo azul,
antes de la 
media noche...
Sin olvidar que mañana
nada sera igual....







viernes, 18 de enero de 2019

Escribe Un Poeta

Yo quería terminar la canción antes que vuelva a escuchar el ruido de la lluvia en el tejado. Y se me olvido la primera parte otra vez, lo curioso de todo esto es que no tenia prisa por tocarla. Aun sabiendo que necesita ser escrita y cantada.

Me despierto siempre de madrugada al trabajo, y suena la melodía junto a la letra que sigue yendo en blanco. Recorro la calle a la sombra de los faroles, y se esconde bajo la luna que se despide de mi y llora porque hoy no la besaron.

Mi guitarra esta fría, como frías suenan las cuerdas. ¿Serán los procesos de la vida, o los procesos de mi desanimo y olvido?
Me dijeron que son locos los que escriben, como locos los que sueñan. 

Me confundí entre tantas cosas que escuche, y me pareció perderme creyendo en lo que se teme. Y le temía tanto a expresarme, escondido en la oscuridad de la luz del sol, que no era capaz de ver.

Decidí cambiar el pensar y comenzar a sentir la verdad de la vida, y olvidarme del instante, el que ahuyenta la ternura que se ahoga en mi café, y el humo que da forma de figuras y lazos en versos. Los versos que tal vez dejo ir  en las dudas.

Todo el mundo pasa y ríe. Mientras voy en el autobús mirando mis sueños por la ventana. Y soñando con terminar el tema y la idea de hace mucho tiempo, que se desgasta con el reloj, que no se detiene ni siquiera por alguna acera ciega que no me ve, porque muchos pasan, dicen y hacen ruido. 

Me envuelve y me abraza el amor, y el nombre se pierde en una y otra tarde. Que no la puedo pronunciar ni alterar el acorde, que se que tengo guardado en el pecho. Y el modo en que escribe un poeta . Pero la lluvia se sigue oyendo en mi claridad, en mi debilidad por escribir.

No le temo a la espera, y sea que no estoy yendo por el camino correcto.
No le temo a la espera, porque no altera mi tranquilidad, ni me trae infelicidad.

Prefiero ser paciente, loco, y loco soñador. Capitán de mi barco, lanzando mi red para recoger los versos de mi propio universo, de mi propio sueño, y aun así se asome el miedo....Comenzare, y terminare la canción.  






sábado, 5 de enero de 2019

Un Motivo Que Se Ve

Me sigues dando motivos
para respirar con amor
en cada cartel que encuentro
en mis sueños

Motivándome la vida 
y la dicha de seguir 
derramando versos
sin querer en el viento

Y el motivo del tiempo
me ayuda a cerrar los ojos
para verte en el silencio
y mi silencio

Y cantando en una mañana
aparece en mi almohada
tu mejilla,
y tu calma

Y como una bella noche
que descubren las estrellas,
los cristales y luceros
del universo...

Un motivo como este,
esta y existe siempre
conmigo,
y vive para ti....

Un motivo que se 
que aparece en tu mente
y tu presente,
que existe y se ve en el horizonte....





viernes, 21 de diciembre de 2018

Te Pregunto

¿En que hora te encuentras?  Y no es una pregunta frecuente, ni disimula en mi garganta el ahogo de la palabra en el bolsillo que se escapa por el pedazo descocido. No es un verso mas para la burla del critico, tampoco la risa para el que ofende con la mirada viviendo por dentro en su mundo perdido,

Sigo esperando escribirte lo mas bello. Y esa casualidad que me dio las 5:30 pm y no encontraba la pluma. Encontré las que no tenían alma y redactaban las letras en blanco, y eso hacia desvanecerte en las nubes que ya cubrían al sol.

Cuando mi prioridad no era mirar al reloj, solo quería ver el mar en el fondo de ese sol. Atrás de él lo pude ver y te abrasé, no se por cuanto tiempo. Me fui de la ventana, solo llegue hasta mi cama y ahí reposaba el cuaderno en silencio, que esperaba para contarle por qué sigo creyendo que te encontrare y todos callaran.

Esperaba a mi caligrafía entorpecida escribiendo de prisa, entrecortada y entre saltos. Pero siempre llevando la linea que me sigue inspirando, los acertijos y las mañanas que me ven muchos días sin afeitar.

¿Ya escribiste algo sobre mi? Si alguna vez por pura casualidad tropezamos, y sin darnos cuenta seguimos caminando entre las personas, sus ruidos y sus risas. Y volvemos a desaparecer por alguna acera.

Porque se que hay alguna tarde en la que coincidimos sin saberlo, y sentimos sin secretos....













viernes, 14 de diciembre de 2018

Tocare

Tocare una parte de ti, la que 
nadie ve ni cree que existe...
La que vi y no fue encima de ti,
ni lo que te cubría ni calzaba...

Tocare el otoño que te cubrió 
por tanto tiempo el sentimiento...
Aquel que opaco tu eterno momento
y a los que te ignoraban tanto...

Tocare tu risa y tu siglo,
ese que no llego, que te esquivo...
Y que te mintió, que te cubrió
el universo de miedo...

Tocare tu mirada cuando 
la bajes por verte en mis ojos...
Por ver y sentir lo que no
no ven tales...

Tocare la primavera
para que comience en tu verano
el invierno... Y te abrigue 
tanto como no se imaginan...

Tocare lo que tu piel
esconde dentro del corazón...
Ese verso que no encontré
pasando todos estos años...

Tocare mi oscuridad 
donde te busqué...
Por la que pase tantas veces sin verte,
escondiéndome para sentirte...

Tocare tu soledad
y a la gente que te rodea,
pero no te ve...
Y no se da cuenta de quien eres...

Tocare lo que te escribo
y no te das cuenta...
¿Por qué seguimos tardando
sin notarlo?...

Seguiré tocando hasta que lo notes...